Basílica Menor de San Pedro

Basílica Menor de San Pedro
La ciudad de Córdoba, España, se distingue por sus magníficos templos, muchos de ellos reconstruidos durante el siglo XX y que hoy es posible visitar y admirar. 
Situada en la Plaza de San Pedro, la Basílica Menor de San Pedro forma parte de las denominadas “iglesias fernandinas” de la ciudad de Córdoba. Construida durante el siglo IV con el objetivo de albergar los restos de los mártires cordobeses Januario, Marcial y Fausto. 
Resultado de varias reformas, el templo no conserva el diseño original de las iglesias fundadas por Fernando III el Santo, conservando solo dos de los portales medievales y parte de la torre, donde se refleja el clásico estilo mudéjar, con una nueva portada construida en 1542 por Hernán Ruiz y en el año 1575 son hallados los restos de los Santos Mártires de Córdoba en el subsuelo del templo. 
La Plaza de Aguyos se encuentra ubicada a espaldas de la Basílica Menor de San Pedro, albergando también la Casa Señorial de los Aguayos, edificio que se distingue por el influjo mudéjar que convive con algunos elementos renacentistas y medievales, con medallones que coronan la portada y los escudos de la familia. 
 En el interior de la basílica se destacan el retablo de la Capilla de los Santos Mártires, obra de Alonso Gómez de Sandoval y el retablo mayor construido por Félix de Morales. 
El arquitecto Pedro Nolasco Meléndes proyecta en el siglo XIX la ejecución de una de las estancias que fueron adosadas al templo y en 1986 la basílica se cierra para comenzar una restauración total. 
Las obras culminaron en 1996 y se produce así la reapertura del templo. El Papa Benedicto XVI acuerda en el año 2006, la declaración del templo como Basílica Menor de San Pedro, siendo la primera proclamada oficialmente en ese rango.

Powered by WPeMatico