La roña franquista de Baena

La roña franquista de Baena

El alcalde socialista de Baena, el psicólogo metido a político Jesús Rojano Aguilera,se ha abstenido en la votación de la propuesta de hacer cumplir una ley, la de Memoria Histórica, al Ayuntamiento que preside, retirando la medalla de oro de la ciudad al genocida general Franco y el título de hijo adoptivo de la misma a Sáenz de Buruaga, el militar que mientras tomaba un refresquito en el casino contemplaba por la ventana cómo por orden suya asesinaban uno a uno a cientos de obreros que habían defendido con las armas la legalidad republicana. La sangre de esos obreros, mezclada con el agua de la fuente, llegó hasta el río que baña los pies del pueblo.

La justificación de ese sujeto para inhibirse de cumplir la ley y limpiar el expediente de concesión de honores de su ciudad fue que ellos no estaban allí para enjuiciar a nadie ni revisar la historia. Una parte de los concejales de su partido (tres más se abstuvieron) y la totalidad de los de IU que fue quien presentó la moción consiguieron que se aprobara. Los franquistas y neoliberales (PP y Cs) votaron en contra. Todos ante el crucifijo que preside la sala de plenos.

Baena es el pueblo que se hizo famoso hace unos años por un alcalde/cacique meapilas (y otras cosas más feas) del PSOE que se negó a retirar el crucifijo de los plenos amenazando con lanzar contra quienes lo exigieran las hordas fanáticas cofrades del pueblo. Pero sobre todo por ser el pueblo de los munícipes corruptos y puteros, aquellos que al grito de “¡Qué no farte de ná, que paga Baena!” gastaban el dinero de todos los ciudadanos en champán, pata negra, jacuzis y putas brasileñas en un conocido club de alterne de Marbella. Pero yo creo que merecería ser conocido por haber dado el mayor número de políticos socialistas-basura de esta provincia.

FEED BACK

Powered by WPeMatico