Senderismo en Córdoba Paseando por los llanos de Libar

Senderismo en Córdoba Paseando por los llanos de Libar
Senderismo en Córdoba Paseando por los llanos de Libar

P.N Sierra de Grazalema

21 de Febrero de 2016
Senderismo en córdoba

FECHA: 21 de Febrero 2016
MÁS INFORMACIÓN Y RESERVAS: AQUÍ
Localización: Parque Natural Sierra de Grazalema
Provincia / Municipios: Málaga/ Montejaque, Benaoján y Cortes de la Frontera
Trazado: Trayecto Lineal
Longitud Total: 19 Km.
Tiempo estimado: Una jornada completa / 6 horas
Dificultad: Media
Trazado: Trayecto Lineal
Tipo de Camino: Pista / Senda Pedregosa y Tierra
Sombra: Poca o nula
Paisaje / Vegetación: Recorrido con un relieve calizo con formaciones características: lapiaces y poljés. Llanos de pastos y encinar con ganadería frecuente. Fuente de Líbar. Cortijos y Construcciones ganaderas.
 Motivos para la Visita: Singularidad geológica, Diversidad ecológica, Riqueza paisajística, Fauna Rupícola, Bosque mediterráneo adehesado y bien conservado.
 Recomendaciones: MUY IMPORTANTE llevar abundante agua potable, al no haber ningún punto de abastecimiento durante toda la ruta. Calzado y vestimenta adecuados. Prismáticos, material óptico.
Descripción:
Los Llanos de Libar, nos ofrecen una posibilidad única de disfrutar de un paisaje marcado por los colores grisáceos de la desnuda roca caliza y el verde plata de las hojas de la encina. El agua, ha modelado con paciencia las rocas de estas sierras, a veces con formas caprichosas que emergen, otras ocultas bajo los llanos en simas y cuevas. También, ha proporcionado el verdor a estos prados utilizados tradicionalmente para el pastoreo.
Comenzaremos recorriendo un primer ascenso que desde el pueblo (1) nos lleva entre olivares, hasta la Sierra de Juan Diego (3). Durante la subida, disfrutaremos de las vistas de Montejaque, de sus calles y callejuelas que nos permiten imaginar su origen árabe, como arrabal de la ciudad de Ronda, y como atestigua también su propio nombre, montaña perdida en árabe. Una vez abandonado el pueblo, el sendero señalizado transcurre por un carril ancho que asciende hasta una zona kárstica, que recuerda inexorablemente a otros parajes similares que hay en Málaga, como los Riscos de Cartajima o el Torcal de Antequera.
Nuestros pasos se encaminan a internarnos ahora en el primero de los Llanos que recorren este terreno, el conocido como Llano del Almendral (2), donde en esta época es frecuente ver florecidos alguno de los almendros que le dieron su nombre, aunque son encinas, majuelos y arbustos del bosque mediterráneo los que actualmente abundan.
El conjunto rocoso formado por la Sierra de Juan Diego, nos quedará justo a la derecha del camino para llevarnos a superar una de las primeras pendientes, que es de las pocas de cierta dureza que se pueden encontrar en este itinerario. A partir de ahí, sorprende ver algunas explotaciones agropecuarias, en las que se puede ver ganado porcino y vacuno en sitios realmente espectaculares.
El agua provoca tras miles de años, el desgaste de las rocas creando multitud de oquedades y recovecos, que pueden ir desde las pequeñas estrías que podemos observar, hasta grandes depresiones producidas por el hundimiento del suelo. A las primeras se las conoce comolapiaces, mientras que las segundas se denominan poljes. Estas últimas corresponden a los llanos, siendo los de Libar los más importantes del Parque Natural.

Powered by WPeMatico